Hace poco conocí una persona que se veía muy feliz. La mayoría del tiempo estaba muy sonriente y sus palabras siempre eran positivas. Cuando empezamos a hablar me di cuenta que esa felicidad que aparentaba no era tan real… por algo que me dijo le pregunté ¿eres feliz? Su respuesta, asombrosamente fue “no”… Sus relaciones familiares, interpersonales y de pareja no eran las mejores, después de algunos encuentros nos dimos cuenta que estaba confundiendo la necesidad con el amor.

La necesidad se enfoca en estar con alguien para satisfacer las necesidades propias. “Te necesito porque me satisfaces, te necesito porque me sirves, te necesito porque me siento solo, te necesito porque “me””.
La mirada principal es el “yo”, lo que inconscientemente da un mensaje de “yo soy más importante que tú”. Lo curioso es que este aparente ego, simplemente esconde inseguridades, temores y vacíos que buscan ser llenados de esta forma. El amor, por el contrario, se enfoca en el otro; busca satisfacer sus necesidades y hacerlo feliz. Busca servir por encima de defectos y errores, el amor es renunciar y es dar.

El amor, por el contrario, se enfoca en el otro; busca satisfacer sus necesidades y hacerlo feliz.

Cuando nos hablan o preguntan por “felicidad” lo relacionamos con lo que tenemos o hacemos, sin embargo, esta no radica en ello. Me gusta ver la felicidad como eso que te hace levantarte y darlo todo a diario, disfrutando al máximo la vida, sin importar incluso qué tengo, o qué me hace falta. En ese sentido, la felicidad es intrínseca y no depende de nadie más sino de nosotros mismos. Y cuando entendemos lo anterior, podemos discernir para, ahora si, saber amar. Entender que no es por necesidad que vas a estar por alguna persona, sino porque fue tu elección. No es porque te toca, sino porque tú, en tu felicidad, entiendes y comprendes que eres capaz de amar, y compartir tu felicidad, ahora, con otra persona.

Déjame preguntarte ¿Cómo está la calidad de tus relaciones hoy? ¿Qué tan feliz eres? ¿Qué podrías cambiar de lo que estás haciendo hoy para darte la oportunidad de amar y ser feliz?

Por Angélica Suárez

× ¿Cómo puedo ayudarte?