Imagina que te regalan la flor más hermosa y exclusiva del mundo ¿Qué haces con ella? Lo más probable es que la cojas con mucho cuidado tratando de que nadie la dañe y la pongas en un sitio donde todo el que llegue pueda observarla y admirarla, ¿verdad?. Seguramente la vas a mirar todos los días y la vas a regar para mantenerla hermosa y que no se muera.

Ahora imagina que esa flor representa tus talentos, supondríamos que al igual que la flor, los cuidas con tanto amor de forma que nadie te los quite y trabajas en ellos para que otros puedan admirarlos, ¿es así?. El gran maestro le preguntó a un hombre, “¿qué has hecho con los talentos que te entregué?”… Independiente de la respuesta, me pongo en la situación de aquel hombre y pienso ¡wow! ¿cuál sería mi respuesta a esa gran pregunta? ¿será que he cuidado tanto mis talentos como cuidaría esa flor?… ¿Cuál sería hoy tu respuesta?. Algunas veces pensamos que no tenemos muchos talentos o que otras personas han sido bendecidas con más habilidades que nosotros; hoy quiero decirte que no es así, tanto tú como yo tenemos talentos que nos han sido entregados para usarlos, desarrollarlos y multiplicarlos. El tema es que muchas veces esos talentos no son usados por miedo a fracasar o temor a lo que puedan pensar los demás.

¿Qué has hecho con los talentos que te entregué?

Lastimosamente, en muchas personas el temor y la duda son más grandes que sus talentos, tanto así que silencian su potencial y no solo menosprecian el valor de su existencia sino que además, se aseguran de una vida llena de frustración, ¿estás en este grupo de personas? Es momento de que elimines el miedo que te retiene a cumplir tu potencial, tal vez nunca te sientas listo para lo que quieras hacer, tú solo empieza, hay alguien que promete hacerlo por ti, Dios.

Personalmente, en medio de todo lo que estamos viviendo me entristece mucho ver personas que se han quedado sin trabajo, sin embargo, me parece magnífico y me encanta ver como muchos han tomado esa situación y la han vuelto una oportunidad para desarrollar su talento. Es increíble ver personas cocinando y vendiendo sus postres y productos, artistas, maquilladores, conferencistas, etc… tratando de hacer lo que sea para resurgir, es increíble ver tantos talentos que parecían ocultos e incluso muchas veces menospreciados por nosotros mismos y aún más, me encanta ver conocidos emprendiendo con el talento que les fue entregado ¿por qué no hacerlo? ¿por qué no multiplicar lo que tienes? Tal vez todo esto era la excusa para que muchos le dieran valor a eso que tienen.

Tal vez todo esto era la excusa para que muchos le dieran valor a eso que tienen.

No menosprecies lo que te ha sido dado, mira siempre con los ojos de la oportunidad. Recuerda que nadie más lo va a hacer por ti y como dice mi libro favorito “sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré”.

Te regalo una hermosa flor, ¿qué vas a hacer con ella?. Dios

Por Angélica Suárez