Hace algunos años perdí a una persona muy importante en mi vida, compartimos 25 años de hermosos momentos, nuestra amistad llego a sean especial que vivíamos a cabalidad cada encuentro, en ocasiones no pasaban de ser dos o tres al año, pero cada vez que necesitaba de su consejo ahí estuvo siendo muy oportuno. Falleció a los 53 años, fue una mujer profesional, productiva, eficiente y saludable que de repente y sin
decir adiós ya no estuvo más.

Realmente no deseo hablar de ella, pero si quiero rescatar algunos aspectos que me impactaron de su vida y que después de su muerte y de ver que estuvo esclavizada a su trabajo, profesión, a las decisiones de los demás y a
negarse a sus propios deseos y necesidades, me han hecho pensar, pensar y pensar.

Continuamente le escuche decir la palabra clave, ¡Después! Porque pensó que los años que le faltaban por vivir eran muchos. Hoy, le invito a no pensar en su cargo, posición, dinero y ocupación, solamente en qué tan feliz es actualmente y reflexione en los siguientes puntos necesarios para que ¡Solo por hoy!, aprenda a vivir mejor:

1. ¿Disfruta de las cosas sencillas, ríe a menudo, fuerte y por largo tiempo?. Cuando dice que no tiene tiempo para ello está reduciendo vida de su vida. Reír arranca la mente de la depresión y le concentra en nuevas metas,
sueños y triunfos. “Usted, es lo que usted haga de usted mismo”
2. La única persona que estará con usted toda la vida y es responsable de lo que usted es y será, es usted mismo. No permita que repetidos errores le lleven por el mal camino. Y usted sabe cuáles son. Las horas desperdiciadas en el computador, la hora adicional durmiendo por la mañana, el libro interesante que vuelve a posponer o el proyecto que deja para el mes que viene son decisivos en su vida. Si no le gusta cómo están las cosas, ¡cámbielas! Hoy. Usted es responsable, tiene todo el poder. Tiene la habilidad para transformar completamente su vida. Si quiere cambiar.

“La culpa no está en las estrellas, sino en nosotros mismos”. William Shakespeare

3. No vuelva a Trabajar: “Una maestra de preescolar comentó en cierta oportunidad respecto de los niños de la clase de 5 años: Construyen, desarman y vuelven a construir en un días más de lo que un obrero en una construcción hace en semanas, pero jamás llaman trabajo a lo que hacen. ¡Para ellos es jugar!” Ya sea que trabaje con las manos, con la mente o como lo haga, amar lo que hace es el secreto para divertirse mientras se gana dinero. En realidad, el trabajo deja de ser un trabajo.

“Descubra qué es lo que le gusta hacer y jamás volverá a -trabajar- en su vida”

4. Le dice continuamente a la persona que ama ¿Qué la ama?. El sonido de estas palabras será música para los oídos de cualquier persona. Solo por hoy dígale a sus seres queridos lo maravillosos que son, los
resultados serán tan sorprendentes, que mañana querrá volverlo a decir. Adelante… ¡Alégrele la vida!

Recuerde parte de mi escrito inicial: Ella falleció a los 53 años, fue una mujer profesional, productiva, eficiente y saludable que de repente y sin decir adiós ya no estuvo más. Continuamente le escuche decir la palabra clave,
¡Después! Porque pensó que los años que le faltaban por vivir eran muchos. Cualquier día puede empezar a cambiar su vida, dese un regalo, deje que ese día sea hoy, y dígase cada uno de sus días ¡Solo por hoy!, aprenderé a vivir mejor, porque…

“La primera obligación de todo ser humano es ser feliz, la segunda es hacer feliz a los demás” Mario Moreno (Cantinflas)

Por Martha Serna. Conferencista y Coach